InspíraT

Los chiles en nogada

Los chiles en nogada

Alguna vez te has preguntado, ¿desde cuándo se comen los chiles en nogada? Este platillo tradicional se ha colocado como el favorito de los mexicanos, especialmente cuando se trata de celebrar las fiestas patrias y ha sido reinventado por los mejores chef nacionales e internacionales. Existen varias teorías acerca de su nacimiento, pero muchos registros coinciden que este manjar mexicano es de origen poblano.

Cuenta la leyenda, que los chiles en nogada se hicieron por primera vez en Puebla en el año 1821, en el convento de Santa Mónica; el glorioso platillo se realizó en honor de Agustín de Iturbide para celebrar la firma de los tratados de Córdoba. Con el tiempo, los expertos han agregado toques especiales pero en esencia esta delicia ha robado el corazón de muchas generaciones.

La complejidad de los chiles en nogada radica en lograr con éxito el balance entre lo dulce y salado es todo un reto. Como el nombre lo dice, el componente estrella es precisamente la nogada, una salsa hecha principalmente de nuez de castilla, diferentes tipos de queso, crema, vino blanco y canela. Por otra parte, el chile poblano, está relleno de un suculento picadillo de carne de cerdo con frutas como manzana, piñón, pera, durazno y almendras. El toque de magia viene cuando todo el conjunto es adornado con perejil y el intenso rojo de la granada.

¿Se te antojó? Aún estás a tiempo de prepararlos. Te compartimos la receta de los chiles en nogada:

Ingredientes

  • 8 chiles poblanos pelados y desvenados
  • 600 g de carne molida
  • 1 plátano macho
  • 1 durazno
  • 2 manzanas chicas (o una grande)
  • ½ cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • ¾ taza de pasas
  • ¾ taza de almendras fileteadas
  • 1 taza de nuez
  • 100 g queso crema
  • 100 g de queso de cabra
  • 500 ml de crema para batir
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 granada (desgranada)
  • ½ taza de piñones
  • Aceite vegetal
  • Sal al gusto

Preparación

  1.  Corta todas las frutas en cubitos.
  2.  Tuesta las almendras y los piñones.
  3.  Pica el ajo y la cebolla, y acitrona en un poco de aceite vegetal.
  4.  Agrega la carne y sazona con sal y pimienta.
  5.  Cuando esté bien cocida la carne, se reserva.
  6.  En el mismo sartén agrega un poco más de aceite y fríe las frutas, empezando por el plátano.
  7.  Cuando las frutas empiecen a soltar los jugos, retira del fuego y agrega la carne, al igual que las almendras, los piñones y las pasas.
  8.  Revuelve todo y se deja cocinar tres minutos más a fuego medio. Se retira del fuego y se deja enfriar.
  9.  Licúa los quesos, la crema, la leche y las nueces en la licuadora.
  10.  Para servir, vierte la crema en el plato, coloca los chiles encima, rellena con la carne y cubre con la granada y nueces picadas. *También se acostumbra agregar perejil picado a la decoración.

¡Buen provecho!

Fuente: mexicodesconocido.com.mx